Cómo saber si hay una Bruja en mí?

Te dejamos algunos interrogantes que pueden guiar tu viaje de introspección para conocer la Bruja de Luz que duerme en tí…

  • Posees una  gran atracción por la naturaleza, sientes que si te dejas fluir puedes escuchar a la Madre Tierra?
  • Contemplas a la Luna, te sientes conectada con ella y tienes el impulso de honrarla?
  • Preparas tus propias pócimas, o te han dado ganas de hacer tus propias medicinas?
  • Escuchas tu intuición y cuando dejas que guíe tu vida cosas maravillosas ocurren?
  • Eres tan sensible y empática que puedes sentir lo que las personas de tu alrededor sienten, para bien o para mal?
  • A veces te sientes como una esponjita energética que absorbe energías por donde va y eso a veces te agota?
  • Puedes ver “más allá de lo evidente” es decir auras, almas desencarnadas y otros seres que son invisibles para la mayoría de tu alrededor? Has bloqueado ese don?
  • Tienes sueños especiales que a veces te llevan de viaje, sueños premonitorios o recibes mensajes en tus sueños para ti y para otros?
  • Eres una interpretadora de señales cósmicas? Usas oráculos o tienes la capacidad de leer al universo en cualquier momento y lugar?
  • Realizas rituales intuitivamente cuando necesitas hacer cambios en tu vida o simplemente cuando lo sientes? Si aún no los practicas sientes el llamado para hacerlo?
  • Tu vida ha girado 180° este último tiempo y te sientes atraída por nuevas experiencias y quieres iniciar nuevo Camino?

Pues este espacio es para ti!!!

Si ya has despertado tu Brujita de Luz, es hora que ahondes un poco más en sus fuerzas elementales…

y tú, qué tipo de Bruja eres-

Elementales

      El universo entero está formado de partículas cósmicas propias de la acción de los Elementales. Todas las cosas visibles e invisibles se originan a partir de la misma fuente de vida. Por ese motivo es que el reconocimiento de las cuatro caras de la unidad, de donde surgen los elementos, posibilita a la mujer y al hombre desarrollar su conciencia espiritual y saberse consciente de ésta unidad.
Fuego, agua, aire y tierra, de la forma como generalmente los conocemos, no son más que formas claras de los propios elementos. Sus manifestaciones se revelan de mágicas maneras:
-El elemento FUEGO tiene propiedades eléctricas y creativas. TRANSMUTA.
-El AIRE es el elemento volátil que facilita la coexistencia de dos de los principales elementos: el fuego y el agua. INTEGRA.
-El elemento AGUA posee propiedades magnéticas, nutre y sustenta la vida. FLUYE.
-El elemento TIERRA es la amalgama que une el fuego, el agua y el aire, que, en diferentes proporciones, hace posible la formación de los materiales con diferentes propiedades. NUTRE.

Nuestro cuerpo, al igual que todos los seres vivos, también contiene esos cuatro elementos. La ruptura de la delicada sinfonía de los elementos en nuestro cuerpo provoca enfermedades, especialmente si abusamos de la energía de estos elementos como si la obstruimos. Pero no es nuestro objetivo intentar sustentar esta armonía sólo en el nivel material, la intención está en elevar la vibración del espiritual. Pues lo que vemos por fuera es siempre una manifestación de lo espiritual…
Dependiendo de cual elemento predomine en nuestro Ser, puede que caracterice su naturaleza…
Y tú qué tipo de Bruja o Brujo eres?

En tu Despertar, irás conociendo también de qué manera te conectas con cada elemento, en qué fase de tu vida prima uno u otro, cual define tu energía…

Conoces qué elemento predomina en tu energía-

En nuestra esencia y en la interacción que entablamos con otros y otras, el predominio de uno de los elementos es importante. Conocerlo y sabernos consciente del mismo, posibilita reconocernos y tener más próximo nuestro crecimiento. De hecho, existen doce naturalezas humanas que son mezclas de los cuatro elementos en varias proporciones y son conocidas como los doce signos del zodíaco.
En la interacción de lo femenino con lo masculino, también encontramos la danza de los dos principales. Yang, el principio masculino alimenta esta unión con las fuerzas creativas del fuego, mientras el principio Yin lo hace con las fuerzas de sustentación del elemento agua.
Cada uno de los cuatro elementos es inherentemente neutro y no es ni bueno ni malo. Es la cultura y sus personas quienes imprimimos a la actuación de los elementos un carácter bueno o malo. Pero, para que no nos quedemos presas y presos de las teorías, aunque el conocimiento correcto es también importante para el desarrollo espiritual, veamos los aspectos a sanar para nuestra evolución en esta vida…cada uno de ellos interactúa en tu Ser de distintas maneras, en distintos momentos y te define en distintas circunstancias.

Y tú, conoces qué elemento rige tu energía?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: